Y llegó el calor…

1407194672_ola_de_calor

Saludos,

ya llegó el calor, y ante una ola de calor como la que estamos sufriendo estos días en toda la península, y que parece que no va a remitir, lo que menos apetece es meternos entre fogones y optar por preparar algo fresco, ligero y saludable…

Si tuvieras que elegir… ¿Con qué te quedarías?

Gazpacho Andaluz    Porra Antequerana o Salmorejo Cordobés    Sopa de melón                                Ensalada Capresse   tabule

Gracias por participar, próximamente la receta de la más votada,

Saludos,

Michel.

Anuncios

“Somos lo que comemos”

Somos-lo-que-comemos1

 

Saludos,

este blog nace con la idea de dar a conocer los beneficios y virtudes que conlleva seguir una dieta sana, como es la Dieta Mediterránea, compartiendo recetas tradicionales y sobre todo saludables, tanto de España como de otros países de la cuenca del mediterráneo.

Aunque han pasado muchos siglos desde que Hipócrates, padre de la medicina, dijese: “Que tu medicina sea tu alimento, y el alimento tu medicina” la verdad es que durante muchas etapas de la historia, no se le ha dado la justa importancia que tiene la alimentación sobre la salud. El ritmo de vida actual nos lleva en muchos casos a decantarnos por un tipo de comida rápida “fast food” de muy baja calidad nutricional, y que se ha demostrado que su abuso puede provocar graves problemas de salud como son: obesidad, diabetes, colesterol, hipertensión, problemas cardiovasculares,…

Frente a este tipo de dieta se sitúa la Dieta Mediterránea, una dieta o mejor dicho un estilo de vida, avalada por los científicos y declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el año 2010, por los beneficios que aporta a la salud y bienestar de las personas.

Se conoce como Dieta Mediterránea al modo de vida y alimentación basado en una idealización de algunos patrones dietéticos de los países mediterráneos, especialmente: España, Portugal, Francia, Italia, Grecia, Malta y países del norte de África.

Las características principales de esta alimentación son un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos), pan y otros cereales (siendo el trigo el alimento base). Junto a estos alimentos, uno de los pilares básicos de esta dieta es el uso del ACEITE DE OLIVA como grasa principal, el vinagre y el consumo regular de vino en cantidades moderadas y el agua como bebida principal.

Las propiedades saludables que se le atribuyen se basan en la constatación de que, aunque en los países mediterráneos se consume más grasa que en los EE.UU., la incidencia de enfermedades cardiovasculares es mucho menor. Las causas de tales propiedades parecen estar en el mayor consumo de productos ricos en ácidos grasos monoinsaturados, presentes en el aceite de oliva (que reduce el nivel de colesterol en sangre). También se atribuye al consumo de pescado, en especial pescado azul rico en ácidos grasos omega-3 y, finalmente, al consumo moderado de vino tinto (por sus antocianos y resveratrol) también está asociado a un efecto cardioprotector.

Parece ser que la dieta mediterránea también está asociada con un menor riesgo de deterioro cognitivo leve tanto durante el envejecimiento como durante la etapa de transición entre la demencia o deterioro cognitivo leve a la enfermedad de Alzheimer.

Llevar un régimen de dieta mediterránea se asocia a menor índice de obesidad abdominal, que predice el riesgo de diabetes, hipertensión, infarto o de accidente cardiovascular.

La adherencia a la dieta mediterránea reduce en un 30% el riesgo de padecer diabetes Tipo 2, sin necesidad de reducir la ingesta calórica, el peso o realizar ejercicio físico.

También mejora el desarrollo embrionario y fetal, y disminuye los problemas disovulatorios y de infertilidad, entre otros benefícios.

Saludos,

Michel